EL JUEGO


En el Anexo Diseño Curricular 1995 del Area de Educación Inicial G.C.B.A. dice “El juego ha estado íntimamente imbricado con la historia del nivel. Respetado o no en la práctica docente, todas las corrientes lo ha usado para justificar el carácter de sus actividades”.

Dijimos que en el Jardín Maternal el juego es metodología, por los niveles evolutivos de los niños. Será tarea del docente integrar la necesidad de juego con la intención pedagógica. Para ello ha de tener en cuenta las variables de : tiempo - espacio - objetos  o juguetes.

El docente de un Maternal posee una estrategia metodológica esencial : la observación.

Mediante la observación llega a conocer mejor al niño, cuáles son sus peculiaridades individuales y a través de su conocimiento poder adecuar a ellos sus intervenciones educativas (M. a. Zabalza).

Al intervenir el docente con su propuesta lúdica, organizará el tiempo (duración del juego), el espacio (físico y emocional), los materiales (juguetes y/o elementos lúdicos)

El docente de Maternal observará cuidadosamente cómo las tres variables se van desarrollando en función de su planificación y de la realidad de la situación de juego.

Cuándo y cómo intervendrá aprovechando el tiempo, el espacio y el material para estimular al niño en la construcción de un nuevo conocimiento.

La repetición es una acción propia de los más pequeños por el placer que le genera, reitera sus acciones. Más adelante (aproximadamente 18 meses) aparece el juego simbólico con la adquisición de la capacidad de simbolización (capacidad práctica de dar significado inteligente a los objetos : asocia zapato con pie), y de los 18 meses en adelante, el juego simbólico se hace cada vez más inteligente, pudiendo por ejemplo : modelar con masa, sabiendo que no es para comer.

Por lo tanto, el juego y su contexto de justificación hará que el docente sepa por qué hacemos  lo que hacemos, por qué elegimos un determinado juego y/o juguete que justifique su intención educativa.

¿Por qué la actividad lúdica compromete lo corporal, lo afectivo y lo intelectual ? Porque el juego se vive y experimenta en forma global.

La intervención pedagógica está dada en generar en el juego la ruptura necesaria que desestructure lo suficiente sin frustrar. Por ello el docente ha de estar atento y ha de conocer muy bien el nivel evolutivo ya que le permitirá saber hasta dónde llegar con ese niño. En la línea de la dinámica piagetiana, las actividades lúdicas funcionan como mecanismo de acomodación-asimilación.

El juego es una forma de experiencia cargada de socialización, conocimiento y creatividad (Frabboni) 

LOS JUGUETES Y/O MATERIALES DE USO LUDICO 

El juguete es un elemento clave en el desarrollo de la actividad lúdica.

En el accionar intervencionista del docente, el juguete reviste una perspectiva didáctica dentro de un contexto significativo.

En la elección de los juguetes el docente seleccionará aquellos que se destaquen por su dinamismo, es decir : la destrucción y construcción, la excitación que provoca y la satisfacción que se logra.

Trazando un paralelismo,  la evolución del juguete está ligado a la evolución del niño. Todo puede ser juguete (las cacerolas de mamá) .

El papel que le atribuimos al juguete, el cómo y para qué se usa el juguete, en la selección y finalidad de su uso, ponemos de manifiesto la intención pedagógica. 

María Crisitna Rodríguez de Wilder Larrea

Profesora de Jardín de Infantes

Especialista en Jardín Maternal

Directora fundadora Jardín Maternal Nº 5 D.E. 12º del Hospital Municipal T. Alvarez Cap.Fed./96 al 98

Vicedirectora de la Escuela Infantil Nº2 D.E. 3º de la Legislatura del G.C. B.A./2000

Teléfono : 4791-5589 cel. 15-4095-7689

Cris_47@uol.com.ar